La orquídea, el último regalo del invierno

La palabra “belleza” crece en la naturaleza y lo hace en cada época del año en forma de flor. Aunque sea la primavera la que tiene fama de regalarnos el olor y el color de la mayoría de las flores, la floración de algunas plantas también tiene lugar en otras épocas del año como es el invierno.

A finales de esta estación las orquídeas muestran su elegancia a través de sus flores que presentan una forma exótica y cuentan con una amplia gama de colores. De la apariencia de esta planta nace su etimología pues el término “orquídea” viene del latín “orchis” cuyo alude a la forma ovalada de los seudobulbos que presentan algunas especies.

40 (1)

Un planta universal en nuestra casa

Al adquirir una orquídea podemos disfrutar en nuestro hogar de una planta cosmopolita pues es una de las flores que se encuentra repartida por todo el territorio geográfico mundial y de la cual existen en torno a 30.000 especies. Cada variedad requiere unos cuidados diferentes. Os damos algunos consejos generales para mantener el encanto de esta planta:

-La orquídea necesita alrededor de 12 horas de luz al día por eso es conveniente colocarla en espacios con mucha iluminación siempre evitando su exposición directa al sol. En el caso de que la planta se encuentre en un lugar iluminado es necesario poco aportar luz complementaria. También es beneficioso colocarla en un lugar ausente de corrientes de aire.

-Otras de las precauciones que hay que tomar con esta planta gira en torno a la temperatura pues no soporta bien los cambios bruscos, aunque la resistencia de la planta a los descensos o aumentos de la misma depende de la especie. Existen especies más resistentes al frío como la Miltonia o la Olcidium, y especies que soportan mejor los ambientes cálidos como la Phaelanopsis. Estas últimas son las más fácil de cuidar.

-En cuanto a la plantación nunca se debe  plantar orquídeas durante el período de floración ya que es su etapa más sensible.  Es mejor realizar el trasplante cada año sobre todo si la planta está recién adquirida con el objetivo de que permanezca todo ese tiempo con el mismo sustrato.

-Las orquídeas requieren que el nivel de humedad sea moderado por este motivo a la hora de regar es mejor ser comedido que excederse. El número óptimo de veces para regar una orquídea es una vez a la semana aunque depende de la humedad del ambiente en el que permanezca la planta. Lo mejor es regar cuando comprobemos con nuestro tacto que la tierra o el sustrato de la planta está completamente seco.

-Por otro lado, si la flor se encuentra en un cesto es conveniente pulverizarla con agua a primera hora de la mañana de forma periódica. El agua elegida para regar la planta debe ser blanda en minerales.

Orquídeas en cada rincón

La orquídea es una planta con un gran valor decorativo ideal para añadir valor a cada rincón de nuestro hogar.

orquideas1 orquideas02 orquideas04

 

¿Te han gustado estas ideas?  Podemos ayudarte si quieres realizar decoración con flores y arreglos florales. Ponte en contacto con nosotros llamando al 957 32 95 33.

 

Fotografías: Andaluflor, Decorápolis.com

Fuentes:

Orquídeas, María Julia Freuler

Orquídeas, Frank Röllke

Deja un comentario

Tu correo no será público.