Mayo, mes de las flores

Como bien dice el refrán: “marzo ventoso y abril lluvioso, sacan a mayo florido y hermoso”. Desde siempre, mayo ha sido el mes de las flores; un mundo de colores que encuentra su cenit en el quinto mes del año.

La vistosidad parte con el florecimiento de lirios, camelias, peonías, jazmines, hortensias, geranios, dalias, alhelíes y un largo etcétera, culminado por los frutos nacientes de árboles y arbustos. En cualquier caso, el repertorio de plantas que florecen en mayo es inmenso, haciendo infinitas las posibilidades de color, olor y textura.

 

Tradiciones florales en mayo

Mayo ha sido símbolo de pureza y florecimiento desde tiempos remotos. Por ejemplo, los romanos celebraban las “Floralias” entre finales de abril y principios de mayo. Se trataba de unos festejos consagrados a Flora, la diosa de las flores, la vegetación y la fertilidad.

Posiblemente, esta celebración fuera el desencadenante, en parte, de que este mes esté dedicado a la Virgen María en la sociedad occidental. Es muy común hacerle ofrendas florales en estas fechas tan señaladas.

Pero si hay alguna festividad destacada en este mes, esas son las Cruces de Mayo, las cuales rendían culto a la naturaleza en el tiempo medio de la primavera.

Además de lo expuesto, son muchos los eventos de mayo relacionados con las flores, como por ejemplo las Fiestas de las Flores de Girona, la Batalla de las Flores de Córdoba o la Semana de la Floración del Manzano de Asturias.

Fuente: Calleja de las Flores

 

Tres flores perfectas para decorar tu casa

De las cientos de variedades que florecen este mes, hemos elegido tres de belleza inigualable que quedarán perfectas para decorar cualquier rincón de tu casa.

Hibisco, un estallido tropical. Si lo que te gusta es darle a tu casa un toque tropical y de color, esta planta es la tuya. Se caracteriza por tener las flores de diferentes tamaños y colores, en función de la variedad, además de tener cinco pétalos formando un embudo de cuyo centro salen largos estambres con anteras amarillas que sobrepasan la corola. Los colores pueden ir desde blancas hasta moradas, pasando por un inigualable amarillo.

Las flores de hibisco llamarán la atención de mediados de este mes de mayo hasta principios de otoño. Es una planta que necesita pocos cuidados, basta con ubicarla en un lugar con luz abundante y poco sol directo, en un ambiente fresco y sin corrientes de aire. Riégala dos veces por semana con poca agua y añadiéndole un poco de fertilizante rico en hierro; te lo agradecerá con brotes nuevos.

Fuente: Pinterest

Miltonia, exótica apariencia. Originaria de Brasil, esta planta pertenece a la variedad de las orquídeas y por la forma de las flores, también se la conoce como la “orquídea del pensamiento”. Con su fragancia exquisita y belleza, no pasa desapercibida, razones suficientes para invitarla a decorar nuestra casa.

Las flores de la miltonia son realmente llamativas, de tamaño grande, y color intenso, en blanco, rosa, rojo, o en combinaciones de estos colores, y a menudo se pueden apreciar con un toque de amarillo en el corazón de la flor.

La miltonia es una planta de apariencia frágil, pero en realidad realidad es muy resistente y duradera. Como todas las plantas con flor, es importante ubicarla en un lugar con luz natural, como puede ser cerca de una ventana. Un poco de sol directo le vendrá bien, aunque es mejor evitar el sol demasiado intenso. Cuando el ambiente sea muy seco o caluroso, habrá que regarla con mayor frecuencia, pero sin excederse, y teniendo en cuenta que lo más recomendable es verter agua sobre la tierra o las cortezas del suelo, nunca sobre las flores directamente.

Fuente: Pinterest

Inigualable y elegante rosa. El rosal es uno de los arbustos más bellos que podemos encontrar en el jardín. No obstante, también existe la posibilidad de cultivarlo en una maceta, una opción muy interesante si carecemos de terraza o jardín. Una composición de macetas con diferentes variedades de rosas, quedará perfecta en cualquier rincón de la casa.

Un punto de luz y un poco de agua cada dos o tres días es todo lo que necesita esta planta para lucir sus flores de belleza inigualable. Los rosales más comunes para cultivar en maceta son los “rosales clásicos”, por su porte compacto y tamaño medio.

Un toque de color y elegancia, además de ese olor tan característico, que queda perfecto en cualquier rincón de tu casa.

Fuente: Andaluflor

 

Recuerda que puedes obtener tus flores y plantas en Andaluflor. Déjanos tu idea, y te encantará el resultado.

Contacta con nosotros en http://andaluflor.es/

¡Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

Tu correo no será público.