Flores y plantas en invierno, ¿combinación imposible?

La llegada del frío supone  una bajada generalizada de las temperaturas. Llegan las primeras heladas que afectan al tallo, hojas y flores de nuestras plantas desmejorando el aspecto de las mismas. Sin embargo, existen plantas y flores que resisten perfectamente los meses más fríos sin cambiar de aspecto. Si eres de las que no prescinde de las plantas y flores para decorar espacios interiores o exteriores, en este post te contamos cuáles son las especies que no pueden faltar en tu hogar en estos meses.

Col ornamental

Col ornamental

-Col ornamental. Es una de las plantas con mayor resistencia al frío y puede llegar hasta los 30 centímetros de altura. Encontrarás diferentes variedades en colores diversos como el violeta, el verde intenso o el malva. Combina diferentes colores entre sí y tendrás una bonita jardinera para decorar tu ventana o balcón.

-Jazmín. Si te gustan las plantas trepadoras que crecen y crecen, el jazmín se convertirá en tu planta predilecta. Hay variedades que aguantan mejor el frío que otras como por ejemplo la especie Trachelospermum jasminoides, es decir, el jazmín de hoja perenne que soporta perfectamente el frío aunque tiene una floración más limitada en comparación a otros tipos de jazmín. 

-Violeta persa o cyclamen. ¿Te gusta decorar tu hogar con flores bonitas en pleno invierno? ¡Entonces esta es tu planta! Para que la violeta persa o el cyclamen florezca correctamente es imprescindible que la planta esté expuesta al exterior, con bajas temperaturas y una humedad constante. Además, las violetas persas pueden llegar a medir hasta los 45 centímetros de altura.

-Crisantemo. Es una de las flores que aporta más color y belleza a una terraza, patio o jardín. Elige diferentes tonalidades y crea mosaicos cromáticos en los que el rojo, el rosa, el violeta y el bronce se convierten en protagonistas de los meses más fríos. Suena interesante, ¿verdad?

Planta de acebo

Planta de acebo

-Acebo. Asociado a la Navidad, este pequeño arbusto puede convertirse en un aliado perfecto cuando el mercurio baja hasta los grados negativos. El principal atractivo del acebo está en sus frutos de intenso color rojo y con presencia notable. Además, otra de las particularidades del acebo son las ramas y hojas con su peculiar forma rasgada. Si te gusta la decoración puedes crear un sencillo centro de mesa entrelazando ramas de acebo, ramas secas de otros arbustos, piñas y flores desecadas. Coloca en el centro una vela aromática con alguna esencia que recuerde los olores de la naturaleza y tendrás un excelente resultado.

-Cotonéaster. Junto con el acebo, el cotonéaster es otro de los arbustos típicos del invierno. Dentro de la propia planta hay variedades que forman setos dispersos y otras que trepan por paredes y muros hasta crear una bonita enredadera creando imágenes para el recuerdo.

-Heléboro. Esta es otra de las plantas características de los meses más fríos (incluso cuando el termómetro llega a bajo cero).  Las hojas del heléboro se desarrollan siempre a ras de suelo por lo que podrás comprobar desde el primer momento lo resistente que es esta planta. Además cuenta con una larga floración por lo que es perfecta durante todo el año. En primavera y verano coloca esta planta en algún punto de semisombra, cobijado del impacto directo del sol y un terreno que sea rico en materia orgánica.

-Hiedra. Es una apuesta segura, tanto en invierno como en verano, porque soporta muy bien las temperaturas del exterior. Requiere una fuente directa de luz solar y riego moderado. La hiedra es una de las plantas trepadoras por excelencia por lo que puedes ubicarla en ventanales o balcones promoviendo la extensión natural de las hojas y ramas hacia los laterales.

Narcisos en flor

 

-Brezo. En los últimos años, el brezo se ha convertido en una de las plantas más utilizadas en ramos de flores para novias o en centros de mesa decorativos. Lo cierto es que el brezo es una planta muy agradecida y que destaca por su presencia y belleza. El brezo requiere unos cuidados muy concretos como mantenerlo a la sombra, en terrenos ligeramente húmedos y alejados del sol directo por lo que hay que poner especial atención en los meses más calurosos.

-Narciso. Además de ser una de las flores más bonitas que existen, el narciso es una flor característica de los meses más fríos que ofrece una hermosa un aroma embriagador. Existen diferentes tonalidades (amarillo, violeta, azul, rojo, rosa) por lo que puedes comprar diferentes narcisos y crear llamativos centros de mesa o maceteros. ¡Verás qué bien lucen! De igual forma, ten en cuenta que el narciso florece y que una vez que la flor se marchita debes estar atent@ para cortarlas rápidamente.

A pesar de que el frío puede llegar a pasar factura a nuestras plantas, existen otros enemigos naturales de las plantas durante los meses más fríos. Si tienes plantas de interior, evita exponerlas a fuentes directas de calor como calefactores, convectores o estufas. Coloca siempre que puedas tus plantas lo más lejos posible del calor para mantener en perfecto estado los niveles de hidratación. Otro aspecto a considerar es aumentar la humedad ambiental. No se trata de crear un micro clima en el interior de casa, sino de colocar humidificadores estratégicamente situados en rincones concretos de tu hogar. De igual forma, puedes pulverizar ligeramente las hojas y la tierra con agua tibia.

Como ves, el frío no tiene por qué ser un inconveniente para lucir un jardín o una terraza llena de vida. Sigue nuestras recomendaciones y trucos para que durante los meses más fríos tus plantas muestren su mejor cara. ¡Te esperamos, como siempre, en Andaluflor!

 

Fuente imagen destacada: Biologicamente.es

Deja un comentario

Tu correo no será público.