Decoración vintage para bodas

El aire melancólico y romántico de los años 20, 30 y 40 llegan también a las bodas. Desde vestidos de novia que imitan a los de las muchachas burguesas europeas hasta platos que recuerdan a los lujos de la época, el estilo vintage ha copado, como no podía ser de otra manera, la decoración y detalles de las bodas.

Lo primero para ambientar una boda de estilo vintage es localizar un espacio se adecue a ello. Si el clima es agradable o la fecha es primaveral, la mejor opción es celebrarla al aire libre: casas de campo, fincas rústicas, hoteles de inspiración rural o edificios antiguos. Dentro del estilo vintage se abre un amplio abanico que incluye reminiscencias campestres, románticas, clásicas… siempre dentro de la delicadeza que remiten las primeras décadas del siglo XX. Un artículo ideal para estos lugares es un arco de flores que presida el paso hacia el altar o en el mismo lugar donde se vaya a adquirir el compromiso, sentada la pareja sobre taburetes elegantes o sobre pacas de paja.

unnamed (4)

No obstante, en los pequeños detalles está el gusto y cuando se habla de estilo vintage, con más razón. Objetos antiguos y muebles de madera, preferiblemente tocadores, se convierten en los principales protagonistas de este estilo. Pero también hay otros elementos: candelabros, maletas, regaderas que se usan como jarrones, cajas de madera, botellas de cristal, cubos de hojalata y vasos de vidrio aportan el magnetismo de la época. Y madera, mucha madera. Porque si hay un material que protagonice el estilo vintage, ésa es la madera, ya sea en tonos más oscuros o más claros.

decoración_boda_102

 

 

Así nos quedó a nosotras parte de la decoración de una boda vintage:

IMG_3564

IMG_3563

Y cómo no, las flores como elementos esenciales para la creación del ambiente vintage. En tonos claros y suaves, se enjaulan y se enfrascan, se colocan o se dejan en libertad, asalvajadas. Los centros de mesa pueden componerse de hortensias y musgo, violetas y nardos.  Amarillos, crema, lila, tostados, rosas. Ésos son los colores de una boda como la que describimos. En ocasiones pueden introducirse margaritas amarillas o gerberas naranjas. Así lo hicimos nosotras:

IMG_3561

IMG_3562

Los ramos asilvestrados presiden las mesas, las pacas de paja soportan maceteros con rosas bucólicas, el lugar donde debe sentarse cada uno se explica a través de tarjetas cuyo efecto de paso del tiempo nos recuerdan a una nota escrita hace 100 años. Los rosas, blancos y verdes guían los carteles que indican dónde está cada cosa. Así, metidas en jaulas, en jarrones de diferentes formas y tamaños, sueltas por una mesa o en composición, las flores formarán parte de un evento tan especial  como si lucieran por primera vez en una boda victoriana.

unnamed-2

194

rosas y musgo

Algunas de las flores más comunes para una boda de estilo vintage que atraigan ese ambiente naif, nostálgico y dulce pueden ser:

  • Rosas: en jarrones, en centro de mesas… ellas pueden ser las únicas flores de la boda, acompañadas de otras complementarias como la paniculata
  • Nardos: flores con gran resistencia a las altas temperaturas, proporcionan un aroma muy agradable. Su forma elegante y sofisticada aportará el toque clásico entre tanto  mueble y objeto.
  • Y en pequeñas dosis… hortensias, bien solas en una jarra o macetero, bien formando un ramo;  la lavanda, el brezo, el viburnum y el lisiantum acabarán dando forma a ese cuadro de aires nostálgicos antiguos que será la boda.

En Andaluflor estamos especializados en decoración y arreglos florales para bodas, ya sean en los lugares de la ceremonia, como iglesias o cualquier espacio civil, ya sea al aire libre, o en la celebración del banquete. Dinos cómo sería tu boda ideal y ¡llámanos! Te asesoramos.

Deja un comentario

Tu correo no será público.