¡A todo color!

Llega el verano y con él un ambiente de explosión de colores que nos remiten a ambientes tropicales, coloridos, de tonos ácidos y fucsias, de combinaciones que en otra época del año son impensables. Y las bodas cada vez se adaptan más a este estilo.

Aunque el blanco y el rosa en sus versiones más pálidas siguen siendo los colores preferidos para las bodas, comienza a notarse cierto gusto en la decoración por colores atípicos, como el azul, el naranja o el amarillo.

Los colores más claros, pasteles y tostados o tipo champagne armonizan con el sentimiento puro y dulce que se estila en una celebración del amor que es una boda, pero otros colores más atrevidos también casan con la energía y la alegría que se desprende en este tipo de eventos. Por tanto, se trata más cuestión de estilos, de elegir qué transmitir, de la personalidad de los novios, que de una simple moda o nueva tendencia estética.

PicsArt_06-05-09.23.29

PicsArt_04-11-07.13.42

PicsArt_03-16-11.19.00

PicsArt_04-23-05.29.37

Lo mismo ocurre con los ramos de novia: hemos asistido a una evolución en el color de las flores que componen un ramo: si bien el blanco es el clásico y predominante, otras tonalidades como fucsias, magentas, morados, azules o colores ácidos como el naranja o el amarillo han ganado presencia en el bouquet que acompañará a la novia en un día único.

Entre las tendencias en ramos de novia de este año y el próximo, además del color se están viendo un cambio en la composición como tal: las formas perfectamente redondeadas están dando paso a ramos asilvestrados donde la asimetría aporta encanto; los toques campestres y rústicos aportan naturalidad y en definitiva, se persigue cierta originalidad.

Por supuesto, cada novia tiene su ramo. La elección del ramo es algo muy personal, el tiempo de flores o los colores elegidos seguramente vayan cargados de un significado con el que la novia se sienta identificada o simplemente, seleccione a su estilo. No obstante, los ramos de colores, sobre todo en épocas estivales y primaverales, pueden casar a la perfección con el clima, el espacio, la decoración o incluso la personalidad de la novia.

Margaritas con peonías, ranúnculos, fresia y brunia para rellenar… la combinación de diferentes colores y flores consigue un efecto lleno de energía o dulzura tropical.

Os dejamos con algunas imágenes de nuestros encargos más coloridos y originales:

136

peonias-ramo192

PicsArt_03-14-10.27.14 (1)

PicsArt_03-16-11.13.37_resized

 

PicsArt_04-27-03.36.56-1

PicsArt_05-31-01.14.54

¿Y tú? ¿Qué le pedirías a Andaluflor? ¿Una boda en blanco o a todo color? ¿Cómo fue la tuya?

Deja un comentario

Tu correo no será público.